English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/52198
COMPARTIR / IMPACTO:
Estadísticas
logo share SHARE   Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Exportar a otros formatos:
Título

Componentes del paisaje en la reserva de la biosfera Jaragua-Bahoruo-Enriquillo Capitulo IV

AutorHernández, Ana Jesús; Alexis, Stervin; Castelló, Ricardo ; Pastor Piñeiro, Jesús
Palabras claveBiosfera
Jaragua
Bahoruco
Enriquillo
Suelos degradados
Fecha de publicación2008
EditorReserva de Biosfera Jaragua Bahoruco Enriquillo
CitaciónReserva de Biosfera Jaragua Bahoruco Enriquillo: 29-45 (2008)
ResumenEl reconocimiento de que cada territorio se manifiesta paisajísticamente en una fisonomía singular y en plurales imágenes sociales, hace del paisaje un aspecto importante de la calidad de vida. Porque el paisaje es, ante todo, resultado de la relación sensible de los seres humanos con su entorno percibido. Por eso el paisaje es también elemento de identidad territorial y manifestación de la diversidad del espacio geográfico que se hace explícita en la materialidad de cada paisaje. Se trata de una diversidad que resulta de la articulación de lo físico, lo biológico y lo cultural en cada lugar, un patrimonio valioso y difícilmente renovable, que no debería quedar eclipsado por la biodiversidad, políticamente más asumida hasta ahora. Sino que estamos hablando también de esa otra diversidad de ecosistemas que componen un paisaje. En la actualidad existe una idea innovadora desde el punto de vista jurídico y político, de que todo territorio es paisaje, de que cada territorio se manifiesta en la especificidad de su paisaje, independientemente de su calidad y del aprecio que merezca. Podemos decir que cada paisaje es resultado de la acción de factores naturales y humanos y de sus interrelaciones. Esta concepción, que supone la síntesis de distintas tradiciones disciplinares, tiene consecuencias importantes también para las tareas de identificación y caracterización y, reclama al mismo tiempo, la convergencia de saberes y técnicas de conocimiento paisajístico. Ahora bien, el entendimiento sistémico y funcional, decisivo en la formulación de una ciencia moderna del paisaje, es el que sustenta la aproximación ecológica al conocimiento del mismo. Para la Ecología, el paisaje no es tan sólo una estructura determinada o fija, sino un sistema funcional en el que se dan flujos resultantes de procesos naturales o antrópicos. O como expresaba el ecólogo español Fernando González Bernáldez “el paisaje es la percepción multisensorial de un sistema de relaciones ecológicas”. Así pues, se entiende por paisaje una síntesis del conjunto de elementos interrelacionados que constituyen unidades homogéneas integrales, dinámicas y perceptivas, de configuración claramente reconocibles. Dado su carácter perceptivo, todo paisaje es una realidad que podemos experimentar individualmente según los rasgos sensitivos, culturales y educativos del observador/a. Pero el paisaje es, además de una fuente importante de información sobre la naturaleza, es esencialmente una fuente de emoción, y es esta última característica la que, además de jugar un importante papel en el bienestar de las personas, convierte al paisaje en recurso natural de índole cultural, que generalmente forma parte del patrimonio natural y por tanto, requiere de protección, conservación y recuperación.
Descripción17 páginas, ilustraciones y tablas estadísticas.
URIhttp://hdl.handle.net/10261/52198
Aparece en las colecciones: (IRN) Libros y partes de libros
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
cap IV libro reserva biosfera.pdf84,69 kBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.