English   español  
Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/10261/214818
Share/Impact:
Statistics
logo share SHARE   Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Exportar a otros formatos:

Title

Estudio petrológico, geoquímico y geocronológico comparado de las Ofiolitas Béticas de Sierra de Baza con otras Ofiolitas Béticas

AuthorsLozano Rodríguez, José Antonio
AdvisorPuga, E.; Martín Algarra, A.; Garcia Casco, Antonio
KeywordsGeocronología
Radioisotopo
Geoquímica
Oligoelementos
Petrología metamorfica
Petrología ignea
Issue Date29-Jun-2018
PublisherUniversidad de Granada
CitationLozano Rodríguez, J. A. Estudio petrológico, geoquímico y geocronológico comparado de las Ofiolitas Béticas de Sierra de Baza con otras Ofiolitas Béticas. Granada: Universidad de Granada, 2019
AbstractLas ofiolitas de Sierra de Baza corresponden a uno de los pocos afloramientos dentro de las ofiolitas Béticas aún sin estudiar como tal. Esta Asociación ofiolítas Bética forman parte del Complejo del Mulhacén, junto a la Unidad de la Caldera infrayacente y la Unidad de las Sabinas suprayacente. Constituyendo dos mantos de corrimiento, de origen cortical, compuestos por basamentos principalmente Paleozóicos y coberteras mesozocias. El Complejo del Veleta, formado por varios miles de metros de micaesquistos con grafito aflora como una serie de ventanas tectónicas bajo el Complejo del Mulhacén y constituyen las unidades más profundas de la Cordillera Bética. El manto ofiolítico está compuesto por rocas básicas, ultramáficas y sedimentarias, afectadas en parte por metamorfismo de fondo oceánico, que durante la Orogenia Alpina, se vieron afectadas por el metamorfismo orogénico polifásico. Las rocas ultramáficas son serpentinitas con clinopiroxeno y harzburgitas secundarias, que en muchos afloramientos de la asociación ofiolítica Bética, contienen diques basálticos parcialmente rodingitizados y metamorfizados. Todos los magmas que forman parte de estas ofiolitas, como diques, gabros y basaltos, son de procedencia astenosférica y su ambiente geodinámico de génesis corresponde al de una dorsal oceánica, de tipo E-MORB y fueron generados a lo largo de una zona de acreción de placas oceánicas. Algunos de estos magmas atravesaron localmente, en su salida a la superficie oceánica, materiales corticales, produciéndose una asimilación local de los mismos, dilucidable por algunos rasgos químicos de la roca total, que indican que el suelo oceánico del que derivan estas ofiolitas se originó por aumento de la distensión de la litosfera y corteza continental, y ascenso de la astenosfera a partir del Jurásico inferior, prolongandose episódicamente a lo largo del cretácico. Las etapas prejurásicas de rifting y adelgazamiento cortical, que afectaron a las unidades de la Caldera y de las Sabinas del Complejo del Mulhacén, fueron caracterizadas por el desarrollo de ortogneises piroclásticos Permo-Triásicos en ambas unidades (Puga et al., 1996; Nieto, 1997; Nieto et al., 2000), justo antes de la separación de las placas continentales adelgazadas y del inicio del magmatismo astenosférico, que originó el suelo oceánico del que deriva la Unidad Ofiolítica. Una sucesión de procesos geodinámicos y magmáticos similares a los mencionados, dieron lugar también al desarrollo de la dorsal Atlántica, en su zona central, de edad Pliensbaquiense, que coincide exactamente con el inicio del desarrollo del suelo oceánico bético (Puga et al., 2017). La datación geocronológica del inicio del magmatismo que originó el suelo oceánico del que procede la Asociación ofiolítica Bética, se ha llevado a cabo mediante dataciones U-Pb con SHRIMP de circones de metagabros y metabasaltos en diferentes afloramientos de la AOB. Estas dataciones indican que la ruptura de la corteza continental adelgazada para dar paso a la acreción del suelo oceánico bético, tuvo lugar en un lapso de tiempo corto, localizado entre el Pliesbaquiense y el Toarciense (187-177 M.a.). No obstante, este magmatismo astenosférico persistió como vulcanismo episódico, originando abundantes sills que se intercalaron a lo largo de la secuencia sedimentaria, depositada sobre este suelo oceánico, que ha sido datada, mediante microfósiles, como cretácica. Este episodio de vulcanismo cretácico está bien representado en numerosos afloramientos de ofiolitas Béticas a lo largo del Complejo del Mulhacén, incluyendo los afloramientos de Sierra de Baza (como puede verse en el capítulo 2: Marco geológico de las ofiolitas de Sierra de Baza). En la reconstrucción paleogeográfica del Mesozoico de la Cordillera Bética y del Tethys occidental Ligur y Alpino, del que proceden las ofiolitas alpino- apenínicas, la edad radiométrica indica la procedencia de estas últimas de un suelo oceánico generado unos 20 M.a. después del que formó el Océano Bético. Esto está en contradicción con lo previamente publicado por numerosos autores sobre la génesis y evolución del Tethys occidental, como consecuencia de la ruptura de la Pangea, que suponían que el Océano Bético se había generado posteriormente a los Océanos Ligur y Alpino.
Publisher version (URL)http://hdl.handle.net/10481/54877
URIhttp://hdl.handle.net/10261/214818
Identifiersuri: http://hdl.handle.net/10481/54877
isbn: 9788413061160
Appears in Collections:(IACT) Tesis
Files in This Item:
File Description SizeFormat 
Lozano_JA_Tesis.pdf40,4 MBAdobe PDFThumbnail
View/Open
Show full item record
Review this work
 


WARNING: Items in Digital.CSIC are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.