English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/20930
Compartir / Impacto:
Estadísticas
Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Título

Séquence climatique des sols anciens de la région septentrionale de Ténérife (Iles Canaries). 2e partie: Caractéristiques minéralogiques et micromorphologiques (1)

Otros títulosSecuencia climática de los suelos antiguos de la región septentrional de Tenerife (Islas Canarias)
AutorTejedor-Salguero, M. L.; Quantin, Paul; Fernández-Caldas, E.
Fecha de publicación1979
EditorInstitut de recherche pour le développement (France)
CitaciónCahiers ORSTOM
ResumenEl estudio de una toposecuencia en la vertiente Norte de Tenerife ha evidenciado la estrecha relación entre la distribución de los suelos más antiguos y las diferentes zonas ecológicas (de clima y de vegetación). Esta secuencia incluye sucesivamente, de la cumbre hacia abajo: suelos ferralíticos en zona prehúmeda, suelos fersialíticos en zona climática subtropical de dos estaciones perfectamente contrastadas y vertisoles en zona de pie de ladera de clima subárico. En la primera parte se exponen las características morfológicas, físicas y químicas de los suelos. Los suelos ferralíticos son complejos, y frecuentemente rejuvenecidos por las cenizas de origen volcánico, que han constituido en superficie, ya sea un andosuelo desaturado, o bien, un suelo pardo ándico, e incluso ambos sucesivamente. Por ciertos rasgos, se aparentan con los suelos ferralíticos e incluso los oxisoles. Los suelos fersialíticos son rojos y saturados moderadamente. Unicamente se encuentran rejuvenecidos en proporción reducida y en superficie y poco lixiviados. Se asemejan a los suelos fersiaíticos tropicales y a los alfisoles. Los vertisoles son típicos y de color oscuro, presentando una acumulación calcárea y un comienzo de alcalización en profundidad. La evolución de las diversas caractrísticas es subrayada. La segunda parte trata de las características mineralógicas y micromorfológicas, haciendo resaltar el paso de los suelos ferralíticos de halloysita y oxihidróxidos de hioerro y de alúmina (de gibbsita), a una mezcla de halloysita, de arcilla 2 : 1 (montmorillonita, I-V, ilita) y de hematita en los suelos fersialíticos, para llegar casi exclusivamente a la montmorillonita ferrífera en los vertisoles. En el mismo sentido, el contenido de alúmina, hierro y sílice fácilmente solubles decrece rápidamente. La micromorfología muestra la evolución siguiente: de una estructura de alteración, microporosa con gibbsitanas, en los suelos ferralíticos, a una estructura de iluviación arcillosa en los suelos fersialíticos, para llegar a una estructura de sterss-cutáneos con múltiples orientaciones en los vertisoles, e incluso una estructura de acumulación salina con calcitanas. Acto seguido, para cada suelo, se presentan un compendio de los caracteres tipológicos y edafologenéticos que conducen a un ensayo de clasificación (sistemas francés y estadounidense). Como conclusión, y tras haber resumido la evolución de las características de los suelos en la secuencia, se entra en materia respecto al problema de la relación entre la edafogénesis en los suelos antiguos y la zonalidad climática actual. Se propone una hipótesis acerca de la evolución reciente del clima, que plantea de buevo el problema de los paleosoles.
URIhttp://hdl.handle.net/10261/20930
ISSN0079-0419
Aparece en las colecciones: (CAB) Artículos
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
CAHORS-1979-17-119.pdf298,44 kBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.