English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/17121
COMPARTIR / IMPACTO:
Estadísticas
logo share SHARE   Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Exportar a otros formatos:
Título

España y el equilibrio mediterráneo (1890-1891)

AutorRobles Muñoz, Cristóbal
Palabras claveFrancia
España
Italia
Marruecos
Mediterráneo
Alianzas europeas
Política internacional
Crispi
DI Rudini
Salisbury
Moret
Vega de Armijo
Duque de Tetuán
Cánovas
Foreign Policy
Italy
France
Britain
Morocco
Mediterranean
European alliances
Fecha de publicación2001
EditorCSIC - Instituto de Historia (IH)
CitaciónHispánia: Revista española de historia, Vol. 61, Nº 208, 2001, pags. 583-618
ResumenLas naciones europeas al iniciarse la última década del siglo XIX, tenían espacio suficiente para el progreso y la libertad de todas ellas, sin necesidad apelar «al siniestro arbitraje de la guerra». El mayor peligro sería el incremento territorial de alguna de las grandes potencias. Ese hecho levantaría sospechas y celos en las otras y podría precipitar a todas en una catástrofe. Este riesgo obligaba a ser cautos. Y eso desconcertaba a los que esperaban de España un mayor compromiso internacional. La política exterior pocas veces fue transparente. Estos años no lo fue ni siquiera en el parlamento inglés. El marqués di Rudinì creía en la lealtad de Inglaterra a sus compromisos con los firmantes de la Nota de marzo de 1881. El Mediterráneo occidental era una zona fronteriza para Francia, por un lado, Italia y el Reino Unido por otro. España estaba al lado de estas porque el "Self Denial", propuesto por Salisbury, o lo que di Rudinì llamó "interesse piuttosto negativo", le beneficiaba. En este ambiente se negoció y aprobó la renovación del acuerdo hispano-italiano de 1887.
[EN] Among European relations at the beginning of the 1890s, there was the potential for progress without conflict. The greatest danger would be the territorial growth of the great power4s, which would arouse suspicion and resentment in the others and might provoke catastrophe. This made it necessary to be cautious, and disconcerted those who expected greater international commitment from Spain. The Western Britain on the other. Spain sided with the tatter two, because it benefited form what Salisbury called Self Denial. In this context, the Spanish-Italian agreement of 1887 was negotiated.
URIhttp://hdl.handle.net/10261/17121
ISSN0018-2141 (Print)
1988-4265 (Online)
Aparece en las colecciones: (CCHS-IH) Artículos
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
20090602100611918.pdf2,38 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.