English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/149020
Compartir / Impacto:
Estadísticas
Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Título

Reconstruyendo la historia de los bosques pirenaicos

AutorCamarero, Jesús Julio ; Rull, Valentí ; Cañellas-Boltà, Núria ; Giralt, Santiago ; Valero-Garcés, Blas L.
Palabras clavepalinolología
Abeto
dendroecología
paleoecología
paleolimnología
pino negro
pino albar
Fecha de publicación2016
EditorEspaña. Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente
CitaciónProyectos de investigación en parques nacionales: convocatoria 2011-2014: 141- 156 (2016)
ResumenReconstruir la historia de los bosques ayuda a planificar su gestión futura bajo escenarios climáticos y de uso muy diferentes de los pasados. Presentamos resultados aplicando esta idea a los bosques pirenaicos, combinando la paleoecología y la dendrocronología. La paleoecología permitió cuantificar la variabilidad local y regional del clima y el paisaje forestal durante los últimos 700 años (incluida la pequeña edad de hielo, PEH) analizando los sedimentos lacustres, las diatomeas y el polen de sondeos tomados en Sant Maurici y Bassa Nera, Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, Pirineos centrales. La dendrocronología permitió reconstruir la estructura de edades de bosques pirenaicos y de zonas próximas del nordeste de la Península Ibérica de pino negro (Pinus uncinata) y abeto (Abies alba) y proyectar su crecimiento radial y el de pino albar (Pinus sylvestris) en función de escenariosclimáticos del s. XXI. En términos de vegetación y paisaje, el cambio más importante se observó a comienzos de la PEH cuando se detectó un descenso de los pisos de vegetación en Bassa Nera. Las estructuras de edades de pino negro y abeto muestran fluctuaciones que no responden a la temperatura. El pino negro puede alcanzar edades máximas de 800-1000 años, mientras que el abeto alcanza unos 400 años de longevidad. La estructura de edades del abeto indica una regeneración intensa. Los modelos de crecimiento sugieren que el calentamiento climático puede favorecer el crecimiento de bosques de pino negro limitados por bajas temperaturas, pero también podría conducir a un menor crecimiento de los abetales limitados por el déficit hídrico al final del verano. No obstante, cualquier modelo de la dinámica forestal futura debería considerar la expresión local de los cambios climáticos y de uso como principales motores de la historia de los bosques pirenaicos.
URIhttp://hdl.handle.net/10261/149020
Aparece en las colecciones: (ICTJA) Libros y partes de libros
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Rull_Proyectos_Investigacion_Parques_142.pdf340,84 kBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.