English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/146711
COMPARTIR / IMPACTO:
Estadísticas
logo share SHARE   Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Exportar a otros formatos:
Título

Compliance with the ban of lead ammunition in a Mediterranean wetland, the Ebro delta

AutorVallverdú-Coll, Núria
DirectorMateo, Ortiz-Santaliestra, Manuel E. Rafael
Palabras claveLead shot
Non‐toxic ammunition
Compliance
Waterfowl
Wetland
Human health
Perdigón de plomo
Munición no tóxica
Cumplimiento
Aves acuáticas
Humedales
Salud humana
Fecha de publicación2012
EditorCSIC-UCLM - Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC)
Resumen[EN]: The ingestion of lead (Pb) shot used for hunting continues being the main cause of Pb poisoning in waterfowl. In the Ebro delta (Spain), protected wetlands are surrounded by rice fields where waterbirds feed, and where Pb ammunition is still allowed. High Pb shot densities in sediments, and in turn high ingestion prevalence in waterfowl, have been detected. The use of Pb ammunition and the accumulation of Pb by birds after shot ingestion may pose a risk for human health due to consumption of contaminated meat. We assessed the degree of compliance with the ban on Pb ammunition in the Ebro delta wetlands, and studied the effect of the ban on the prevalence of Pb shot ingestion in waterbirds and on Pb levels in game meat. Waterfowl carcasses were collected and X‐rayed from hunting bags (2007‐2011) to determine the percentage of Pb and non‐toxic embedded shot. Concentrations of Pb were analyzed in livers and muscles. In addition, gizzards were collected from hunting bags (2007‐2012) and examined to determine the percentage of Pb shot ingestion. During the first study season minimum hunter compliance, estimated as the percentage of waterbirds having only embedded steel shot (the non‐toxic alternative) was 48.75%, while 26.88% of birds had only embedded Pb shot (minimum hunter noncompliance). These values changed in the subsequent seasons to 68.95% and 1.13%, respectively. The little compliance detected during the first study season led local administration to notify hunters that a total prohibition of hunting in protected wetlands would enter into force if the prohibition was not observed. Pb ingestion prevalence in 2007‐2008 (28.6%) was not different from the pre‐ban value (30.2%), but decreased significantly to values below 17.9% in the following seasons. Birds continue ingesting Pb shot at a relative high proportion, although their prohibition slowly contributes to reduce prevalence of ingestion. Pb muscle concentrations decreased significantly after the ban, in spite of which most species present individuals with Pb liver and muscle concentrations over the maximum safety limits. Whereas muscle Pb levels were determined by the presence of both ingested and embedded shot (all p<0.001), liver levels largely depended on ingested shot (p<0.001). Thus, besides restrictions in Pb ammunition use, additional mechanisms to reduce Pb ingestion prevalence in waterfowl are necessary to reduce risks for human consumers.
[ES]: La ingestión de perdigones de plomo (Pb) utilizados para la caza sigue siendo la principal causa de intoxicación en aves acuáticas. En el delta del Ebro (España), los humedales protegidos se encuentran rodeados por campos de arroz donde muchas aves acuáticas se alimentan, y donde todavía está permitido el uso de munición de Pb, habiéndose encontrado altas densidades de perdigones de Pb en los sedimentos, así como una elevada prevalencia  de ingestión de perdigones de Pb en aves acuáticas. El uso de munición de Pb y la  acumulación de Pb en los tejidos de las aves después de la ingestión de perdigones puede suponer un riesgo para la salud humana debido al consumo de carne contaminada. Se evaluó el grado de cumplimiento de la prohibición de la munición de Pb en los humedales protegidos del Delta del Ebro, y se estudió el efecto de la prohibición en la prevalencia de ingestión de perdigones de Pb en las aves acuáticas y en los niveles de Pb en la carne de caza. Se obtuvieron cadáveres de aves acuáticas de las bolsas de caza (2007‐2011) y se tomaron radiografías para determinar el porcentaje de perdigones de Pb y de perdigones no tóxicos incrustados. Se analizaron las concentraciones de Pb en hígado y en músculo. Además, se obtuvieron mollejas de las bolsas de caza (2007‐2012) y se examinaron para determinar el porcentaje de ingestión de perdigones de Pb. Durante la primera temporada del estudio, el cumplimiento mínimo, estimado como el porcentaje de aves acuáticas que tienen únicamente perdigones de acero incrustados (la alternativa no tóxica) fue del 48,75%, mientras que el 26,88% de las aves presentaron únicamente perdigones de Pb incrustados (incumplimiento mínimo). Estos valores fueron del 68,95% y 1,13%, respectivamente, en las temporadas posteriores. El bajo nivel de cumplimiento detectado durante la primera temporada de estudio llevó a las autoridades locales a amenazar a los cazadores con una prohibición total de la caza en los humedales protegidos si no respetaban la prohibición. La ingestión de perdigones de Pb en el período 2007‐2008 (28,6%) no fue diferente al valor pre‐prohibición (30,2%), pero disminuyó significativamente a valores por debajo del 17,9% en las siguientes temporadas. Las aves acuáticas siguen ingiriendo perdigones de Pb en una proporción relativamente alta, aunque su prohibición contribuye lentamente a una reducción de la prevalencia de ingestión. Las concentraciones de Pb en músculo disminuyeron significativamente después de la prohibición, a pesar de que la mayoría de las especies presentaron individuos con concentraciones de Pb por encima de los límites máximos de seguridad tanto en hígado como en músculo. Mientras que los niveles musculares de Pb estuvieron determinados por la presencia tanto de perdigón ingerido como de perdigón incrustado (ambos p<0,001), en el caso del hígado las concentraciones dependieron en gran medida de la presencia de perdigones ingeridos (p <0,001). En consecuencia, además de las restricciones en el uso de munición de Pb, son necesarios mecanismos adicionales para reducir la prevalencia de ingestión de Pb en aves acuáticas y así reducir los riesgos en la salud humana por parte de los consumidores.
DescripciónTrabajo presentado por Núria Vallverdú Coll para la obtención del grado de Máster universitario en investigación básica y aplicada en recursos cinegéticos, realizado en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC, CSIC-UCLM-JCCM).
URIhttp://hdl.handle.net/10261/146711
Aparece en las colecciones: (IREC) Tesis
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
TFMVALLVERDU.pdf588,7 kBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.