English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/14399
Compartir / Impacto:
Estadísticas
Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Citado 0 veces en Web of Knowledge®  |  Ver citas en Google académico
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Título

La dorsal NE de Tenerife: hacia un modelo del origen y evolución de los rifts de islas oceánicas

Otros títulosThe NE Rift of Tenerife: towards a model on the origin and evolution of ocean island rift
AutorCarracedo, Juan Carlos ; Guillou, Hervé; Rodríguez Badiola, Eduardo ; Pérez Torrado, Francisco José; Rodríguez González, Alejandro; Paris, Raphael; Troll, Valentín R.; Wiesmaier, Sebastian; Delcamp, A.; Fernandez-Turiel, J. L.
Palabras claveRifts
Dorsal NE de Tenerife
Islas Canarias
dataciones radioisotópicas
colapsos
colapsos laterales y evolución geoquímica
volcanes centrales félsicos y colapsos laterales
NE Rift of Tenerife
Canary Islands
K/Ar ages
sector collapses
lateral collapses and geochemical evolution
central felsic volcanoes and lateral collapses
Fecha de publicaciónjun-2009
EditorConsejo Superior de Investigaciones Científicas (España)
CitaciónEstudios Geológicos 65(1)5-47(2009)
Resumen[ES] El Rift NE de Tenerife, conocido localmente como la Dorsal de La Esperanza, es un excelente ejemplo de un rift persistente y recurrente. Su estudio ha aportado evidencias significativas del origen y dinámica de este tipo de estructuras volcánicas. Los rifts son posiblemente las estructuras más relevantes en la geología de las islas volcánicas oceánicas: 1. Controlan, tal vez desde su inicio, la construcción de los edificios insulares; 2. Son elementos sustanciales en la configuración (forma y topografía) de estas islas; 3. Dan origen a sus principales formas del relieve y el paisaje; 4. Al concentrar la actividad eruptiva, son asimismo estructuras cruciales en la distribución del riesgo volcánico; 5. Condicionan la distribución de recursos naturales básicos, como el agua subterránea. En las Canarias están muy bien representados tanto los rifts típicos de los estadios juveniles de desarrollo en escudo, como los más tardíos, correspondientes a las fases de rejuvenecimiento post-erosivo. El Rift NE es un buen ejemplo de este último tipo de rifts. El Rift NE se ha desarrollado en tres etapas diferentes separadas por periodos más largos de quiescencia o actividad reducida. La primera etapa, en el Mioceno (datada en 7,26 Ma), se formó como una extensión hacia el NE del escudo central de Tenerife, donde aflora debajo del macizo plioceno de Anaga. La segunda etapa, del Plioceno (datada en 2,71 Ma), sólo ha sido alcanzada en galerías. La tercera etapa se desarrolla en el Cuaternario, con una fase de gran actividad volcánica en el periodo comprendido entre 1,0 Ma y 0,5 Ma, en que se produjeron tres colapsos laterales (Micheque, Güímar y La Orotava). Posteriormente, la actividad eruptiva se hizo más espaciada y los centros eruptivos se dispersaron. Una última fase de renovada actividad se localiza alrededor de los 30-40 ka, con varios centros eruptivos en la parte del rift cercana a la Caldera de Las Cañadas y el complejo volcánico del Teide, y otros anidados en los diferentes valles de colapso (la alineación de Taoro, en el Valle de La Orotava, datada en 27 ka, y la alineación de volcanes de Arafo, Fasnia y Siete Fuentes, de 1705 AD). La elaboración de una detallada cartografía geológica y geomagnética (utilizando las inversiones del campo magnético terrestre impresas en las lavas) y la datación radioisotópica de las unidades volcano-estratigráficas y magneto-estratigráficas definidas (con 14 edades K/Ar nuevas) ha permitido la reconstrucción de la historia volcánica de esta última fase de desarrollo del Rift NE y la delimitación del tiempo de ocurrencia de los sucesivos colapsos laterales. En las fases iniciales de esta etapa los centros eruptivos se agrupan apretadamente en el eje del rift y las lavas muestran consistentemente polaridad inversa (correspondiente al cron Matuyama). Los diques muestran tanto polaridad normal como inversa. Sin embargo, en las fases finales tanto las lavas como los diques tienen siempre polaridad normal, correspondiente al cron Brunhes. Algunas secciones concretas están formadas por lavas de polaridad normal, atravesadas por diques que presentan tanto polaridad normal como inversa, correspondiendo, por consiguiente, a algún subcron de polaridad normal dentro del cron Matuyama, de polaridad inversa. En este caso se han definido y datado los subcrones M-B Precursor (819-798 ka) y Jaramillo (1.072-988 ka), que corresponden al Matuyama Superior.
De los tres colapsos laterales que afectaron los flancos del Rift NE, los dos primeros (Micheque y Güímar) fueron esencialmente opuestos y simultáneos (hace 830 ka), posiblemente con el primero iniciando el proceso coincidiendo con una fase de gran actividad eruptiva e intrusiva. El colapso debió dejar el rift en un estado crítico de inestabilidad, lo que ocasionó el subsiguiente deslizamiento gravitatorio de Güímar. La fecha de ocurrencia del colapso de La Orotava no ha podido determinarse con igual precisión, quedando limitada entre 690 ka y 566 ka. La actividad eruptiva anidada en las sucesivas cuencas de colapso presenta una clara disminución, siendo muy intensa en la cuenca de Micheque, que quedó completamente colmatada, mientras que la de Güímar sólo se rellenó parcialmente y en la de La Orotava apenas hubo relleno a partir de centros anidados. Esto puede explicar la evolución de los magmas en la cuenca de Micheque desde erupciones inicialmente basálticas hasta intermedias y félsicas (traquitas y fonolitas) en las fases finales de relleno. Este proceso no se da en las demás cuencas de colapso ni en el resto del rift, donde las erupciones son consistentemente basálticas fisurales. La ocurrencia de los colapsos laterales en el rift NE parece coincidir con las diversas glaciaciones, sugiriendo que estos colapsos pudieran finalmente producirse como respuesta a los cambios en el nivel del mar. Los rifts en las Canarias podrían ser la manifestación en superficie de una pluma del manto, generando fracturas primordiales que darían lugar a rifts que actuarían a lo largo de la historia volcánica de las islas. Una vez establecidos, los rifts tienden a desarrollarse manteniendo el mismo sistema de alimentación y el mismo tipo de volcanismo, en forma de erupciones basálticas fisurales. Sin embargo, los colapsos laterales suponen un drástica y brusca ruptura del sistema establecido, que puede dar lugar al emplazamiento y residencia del magma en zonas superficiales y a su diferenciación, dando erupciones intermedias y felsíticas. Por consiguiente, los rifts y sus colapsos laterales actúan como impulsores de variabilidad petrológica en las Canarias, donde los volcanes centrales félsicos aparecen con frecuencia asociados (anidados) a colapsos laterales. En sentido contrario, estos volcanes félsicos pueden actuar como marcadores de colapsos laterales previos
[EN] The NE Rift of Tenerife is an excellent example of a persistent, recurrent rift, providing important evidence of the origin and dynamics of these major volcanic features. The rift developed in three successive, intense and relatively short eruptive stages (a few hundred ka), separated by longer periods of quiescence or reduced activity: A Miocene stage (7266 ± 156 ka), apparently extending the central Miocene shield of Tenerife towards the Anaga massif; an Upper Pliocene stage (2710 ± 58 ka) and the latest stage, with the main eruptive phase in the Pleistocene. Detailed geological (GIS) mapping, geomagnetic reversal mapping and stratigraphic correlation, and radioisotopic (K/Ar) dating of volcanic formations allowed the reconstruction of the latest period of rift activity. In the early phases of this stage the majority of the eruptions grouped tightly along the axis of the rift and show reverse polarity (corresponding to the Matuyama chron). Dykes are of normal and reverse polarities. In the final phase of activity, eruptions are more disperse and lavas and dykes are consistently of normal polarity (Brunhes chron). Volcanic units of normal polarity crossed by dykes of normal and reverse polarities yield ages apparently compatible with normal subchrons (M-B Precursor and Jaramillo) in the Upper Matuyama chron. Three lateral collapses successively mass-wasted the rift: The Micheque collapse, completely concealed by subsequent nested volcanism, and the Güímar and La Orotava collapses, that are only partially filled. Time occurrence of collapses in the NE rift apparently coincides with glacial stages, suggesting that giant landslides may be finally triggered by sea level changes during glaciations. Pre-collapse and nested volcanism is predominantly basaltic, except in the Micheque collapse, where magmas evolved towards intermediate and felsic (trachytic) compositions. Rifts in the Canary Islands are long-lasting, recurrent features, probably related to primordial, plume-related fractures acting throughout the entire growth of the islands. Basaltic volcanism forms the bulk of the islands and rift zones. However, collapses of the flanks of the rifts disrupt their established fissural feeding system, frequently favouring magma accumulation and residence at shallow emplacements, leading to differentiation of magmas, and intermediate to felsic nested eruptions. Rifts and their collapse may therefore act as an important factor in providing petrological variability to oceanic volcanoes. Conversely, the possibility exists that the presence of important felsic volcanism may indicate lateral collapses in oceanic shields and ridge-like volcanoes, even if they are concealed by post-collapse volcanism or partially mass-wasted by erosion.
DescripciónAgradecemos al Departamento de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Tenerife las facilidades prestadas parala obtención de muestras orientadas y al Consejo Insular de Aguas de Tenerife (particularmente a Ricardo Balcells) su ayuda en el estudio de las galerías.
URIhttp://hdl.handle.net/10261/14399
DOI10.3989/egeol.39755.056
ISSN0367-0449
Aparece en las colecciones: (MNCN) Artículos
(IPNA) Artículos
(ICTJA) Artículos
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Dorsal NE-EstGeol-65(1), 5-47.2009.pdf17,6 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 



NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.