English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/142824
COMPARTIR / IMPACTO:
Estadísticas
logo share SHARE   Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Exportar a otros formatos:
Título

Histerectomía total en patología ginecológica benigna. Estudio comparativo entre dos técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas: laparoscopia convencional versus laparoscopia con asistencia robótica

AutorMelero Cortés, Lidia María
DirectorTorrejón Cardoso, Rafael; Martínez Maestre, María de los Ángeles; Antiñolo, Guillermo
Fecha de publicaciónoct-2013
EditorUniversidad de Sevilla
CSIC-JA-USE - Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS)
ResumenLa primera histerectomía laparoscópica fue realizada en 1988 por Reich, en ella todos los pasos quirúrgicos eran similares a la técnica abdominal con la extracción del útero por vía vaginal. Permitía una recuperación rápida, así como un menor traumatismo del peritoneo, y una herida quirúrgica más pequeña (1). Muchos estudios han demostrado que la histerectomía por laparoscopia conduce a una disminución de la morbilidad perioperatoria, la estancia hospitalaria y a un más rápido retorno a las actividades habituales de las pacientes en comparación con la histerectomía abdominal (2, 3), ventajas a las que se suma las de la técnica en sí y que incluyen: la visión del cirujano próxima al tejido y magnificación del campo operatorio; el despegamiento de planos de disección favorecido por la distensión de los tejidos por el neumoperitoneo y escasa pérdida sanguínea por la acción hemostática vascular del mismo, superior a la presión venosa de pequeños capilares. Estos estudios también han mostrado que las tasas de complicaciones no son mayores para la cirugía laparoscópica si se realiza en centros con experiencia (4). Por estas razones, la histerectomía por laparoscopia debería ser considerada el procedimiento estándar para la histerectomía total, siempre que la patología que motive la intervención lo haga técnicamente posible. A pesar de estos resultados prometedores, el porcentaje de histerectomías por laparoscopia es decepcionalmente bajo en comparación con la cirugía laparotómica, y como resultado, la histerectomía abdominal sigue siendo el enfoque más común en casi todos los países del mundo (5). El principal problema de la técnica laparoscópica es la pérdida de visión tridimensional con un cambio en el concepto del espacio y las distancias, la dificultad de coordinación de dos o tres cirujanos con un solo ojo, las dificultades de suturar y anudar¿, lo que hacen necesario una amplia formación de los cirujanos y el equipo quirúrgico, siendo éstas las principales razones para no hacer de la histerectomía laparoscópica la vía de abordaje estándar (6, 7). Para superar estos inconvenientes y permitir que más pacientes puedan beneficiarse de un procedimiento menos invasivo, la cirugía robótica es una posible solución. El sistema quirúrgico de telemanipulación Da Vinci® es un robot que hace posible realizar intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas, aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (US FDA) (8) para su uso en población adulta y pediátrica en cirugía laparoscópica en los siguientes procedimientos:
- cirugía laparoscópica general - colecistectomía - funduplicatura de Nissen - prostatectomía radical - cirugía no cardiovascular torácica general - reparación de la válvula mitral - bypass quirúrgico de arteria coronaria durante revascularización cardíaca - histerectomía y miomectomía (9), abril 2005 - cirugía pediátrica. El dispositivo robótico Da Vinci® se ha empleado en casi todos los procedimientos ginecológicos tales como histerectomía, miomectomía, histerectomía radical con linfadenectomía pélvica y paraaórtica, anastomosis tubárica (10, 11) y está ocupando actualmente una de las principales áreas de desarrollo dentro de la disciplina quirúrgica. Este sistema está sustituyendo rápidamente a muchos procedimientos de cirugía oncológica. La mayoría de las series de casos en oncología ginecológica demuestran que los procedimientos son reproducibles y al menos comparables en viabilidad y en resultados con la cirugía laparoscópica. Sin embargo, en relación a los procedimientos quirúrgicos por patología benigna ginecológica, son pocos los estudios que comparen la cirugía laparoscópica con asistencia robótica y la cirugía laparoscópica mediante la técnica convencional. El reciente crecimiento de las técnicas de telemanipulación robótica conlleva, a su vez, un aumento del interés tanto por parte de los gestores sanitarios como de los cirujanos. Sin embargo, como ha sido mencionado, no se han realizado suficientes estudios que aporten una evidencia sólida en una tecnología tan prometedora como ésta y con un desarrollo tecnológico tan rápido. Por esta razón, se hace necesario estudios de resultados en salud que permitan la generación de dicha evidencia. Igualmente, se hace especialmente relevante la evaluación de los aspectos relacionados con la seguridad y la definición de los procedimientos que más se beneficiarían de su aplicación. Por ello, y con motivo de la disponibilidad en nuestro centro hospitalario del equipo de telemanipulación quirúrgico Da Vinci®, se ha propuesto la realización de un estudio para dar respuesta a la siguiente pregunta de investigación: ¿es el sistema de telemanipulación robótica Da Vinci® una alternativa eficaz y segura a la cirugía realizada con técnicas quirúrgicas laparoscópicas convencionales en la histerectomía total para el tratamiento de patología ginecológica benigna?
URIhttp://hdl.handle.net/10261/142824
Aparece en las colecciones: (IBIS) Tesis
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
accesoRestringido.pdf15,38 kBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.