English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/72210
COMPARTIR / IMPACTO:
Estadísticas
logo share SHARE   Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Exportar a otros formatos:
Título

Miguel Prieto y la escena en el exilio mexicano

AutorCabañas Bravo, Miguel
Palabras claveMiguel Prieto
escenografía
pintura
teatro
danza
guiñol
ballet
arte gráfico
México
España
Fecha de publicación2012
EditorSociety of Spanish and Spanish-American Studies
CitaciónMiguel Cabañas Bravo: "Miguel Prieto y la escena en el exilio mexicano", en Anales de la Literatura Española Contemporánea/Annals of Contemporay Spanish Literature, (ALEC), 37.2, Temple University, Philadelphia, 2012, pp.123-145 (ISSN: 0272-1635)
Serie37-2
37-2
ResumenTras la aparente recuperación que, en los últimos años, ha venido teniendo el pintor exiliado y de creatividad ensanchada Miguel Prieto Anguita (Almodóvar del Campo 1907-Ciudad de México 1956), parece llegada la ocasión de analizar con algo de profundidad su contribución al mundo de la escenografía, entendida en modo extenso y con aspectos tan variados como el guiñol, el teatro o la danza. Por ello se dedica este artículo a su aportación creativa a la escena durante el exilio mexicano (1939-1956). La experimentación que, durante tal exilio, desarrolló Miguel Prieto en el ámbito de la escenografía y los logros alcanzados, resultan realmente llamativos y son tan dignos de resaltar como los de sus otras facetas creativas. El manchego, tras su llegada a México, simultaneó las labores de pintor, ilustrador, diseñador gráfico y escenógrafo. Esta última vía la intentó muy pronto, partiendo esencialmente de su experiencia española en torno al teatro de guiñol, aunque sin éxito, y luego con las actuaciones introductorias de la puesta en escena de entremeses clásicos. Pero en breve fue más allá, atreviéndose con experiencias como los decorados para ballet, en los que se inició en 1946 y que funcionaron como una buena plataforma de difusión internacional de su trabajo. Sin embargo, sus más profundas y conseguidas experiencias se dieron a partir de 1952 y en la escenografía teatral, a la que se dedicó prioritariamente desde entonces, dejando más de lado las otras ocupaciones creativas y alcanzando grandes y variados logros, como los conseguidos con las citadas escenografías de No es cordero…, que es cordera (1953), Seis personajes en busca de autor (1954) o Los justos (1955), que demostraron el ensanchamiento de su bagaje, de su inspiración y de sus registros creativos.
URIhttp://hdl.handle.net/10261/72210
ISSN0272-1635
Aparece en las colecciones: (CCHS-IH) Artículos
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Miguel Prieto, ALEC 37.2_2012.pdf7,03 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Miguel Prieto, ALEC 37.2_2012.pdf7,03 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.