English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/41587
Compartir / Impacto:
Estadísticas
Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Título

La investigación en Historia del Arte en el Centro de Estudios Históricos de la JAE

AutorCabañas Bravo, Miguel
Palabras claveHistoria del Arte
Centro de Estudios Históricos
Junta para Ampliación de Estudios
Sección de Arte y Arqueología
Fichero de Arte Antiguo
Archivo Español de Arte y Arqueología
Archivo Fotográfico
Tesoro Artístico Nacional
Elías Tormo
Manuel Gómez-Moreno
Ricardo de Orueta
José Moreno Villa
Francisco Javier Sánchez Cantón
Juan Allende-Salazar
Diego Angulo
Enrique Lafuente Ferrari
José López Rey
Pablo Gutiérrez Moreno
Catálogos Monumentales
Misiones de Arte
Monumentos Españoles
Instituto Diego Velázquez
Fecha de publicación2010
EditorFundación Francisco Giner de los Ríos
CitaciónCabañas Bravo, Miguel: "La investigación en Historia del Arte en el Centro de Estudios Históricos de la JAE", en José Manuel Sánchez Ron y José García-Velasco (eds.): 100-JAE. La Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas en su centenario, vol. 2., Madrid, Fundación Francisco Giner de los Ríos-Publicaciones de la Residencia de Estudiantes, 2010, pp. 181-193 (ISBN: 978-84-937474-7-3, ISBN de obra completa: 978-84-937474-1-1)
Serie2
ResumenEn España, la institucionalización y la profesionalización de los estudios y práctica investigadora de Historia del Arte, comenzaron su proceso de arraigo y especificidad disciplinar a comienzos del siglo XX, siguiendo un desarrollo que se vería respaldado y acreditado por el grupo de profesionales que trabajaron sobre la materia en las Secciones que creó al efecto el Centro de Estudios Históricos (CEH); las cuales acompañaron, desde 1910 hasta el conflicto bélico, el trayecto seguido por nuestra Historia del Arte hasta consolidarse como especialidad profesional diferenciada. La presencia y protagonismo del CEH, en tal proceso de profesionalización y arraigo, fue trascendental y creciente. Inicialmente, cuando en 1907 hizo su aparición la Junta para Ampliación de Estudios (JAE), comenzó a funcionar a modo de ensayo con dos modestos núcleos de trabajo, orientándose el primero de ellos a los “Estudios Históricos”, que tendrían a la Edad Media como base inicial de investigación. Por lo que no fue extraño que, al crearse en 1910 el CEH, se tomara como base el trabajo sobre ese período; aunque, de forma genérica, el nuevo centro intentaría dar respuesta, como se anota en las Memorias correspondientes de la JAE, al “interés creciente que inspiran en todas partes nuestra lengua, arte, historia y literatura”. Los objetivos encomendados al nuevo CEH, así, pasaban por la investigación de las fuentes, preparando ediciones críticas de documentos, glosarios, monografías, etc.; la organización de misiones científicas, excavaciones y exploraciones para el estudio de monumentos, documentos, dialectos, etc.; el inicio en los métodos de investigación de un corto número de alumnos, que tomasen parte activa en la tareas citadas; la comunicación con los pensionados sobre estudios históricos fuera o dentro de España, para ayudarles, recoger sus iniciativas y facilitar la continuidad de sus investigaciones a su regreso, y, finalmente, la formación de una biblioteca de estudios históricos con relaciones e intercambio con centros científicos análogos del extranjero. Pero en esta visible voluntad de sistematización de la labor investigadora, asimismo había tanto una marcada dirección temática hacia el pasado nacional, como una metódica orientación de la materia histórica a abordar con prioridad, que comenzaba por lo medieval. De ello, lógicamente, también participó la mirada investigadora dirigida hacia el arte. En otro orden, existió siempre entre sus miembros y orientaciones notables relaciones e intercambios y, a la postre, un simbiótico apoyo que, pese a la clara conciencia y delimitación de las materias titulares, vino a sancionarse con el nacimiento en 1925 de la revista conjunta Archivo Español de Arte y Arqueología (AEAA). Fundada y codirigida por Tormo y Gómez Moreno, se convertiría en el verdadero órgano de expresión de las secciones que dirigían, perviviendo con gran prestigio –aunque dividida en sus dos especialidades– hasta el día de hoy. Además, la colaboración también fue importante en otra importante empresa conjunta: la protección y divulgación del patrimonio artístico, que se plasmó en la conformación de un gran archivo de datos documentales y visuales (fotografías, planos, etc.) sobre las obras de arte españolas y sus autores, que le fue encomendado conjuntamente a las Secciones de Arte y Arqueología. Su continuada labor, además, fue básica para la configuración del importante y especializado Archivo Fotográfico de obras de arte, luego heredado y acrecentado por el CSIC.
URIhttp://hdl.handle.net/10261/41587
ISBN978-84-937474-1-1
978-84-937474-7-3
Aparece en las colecciones: (CCHS-IH) Artículos
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
100-JAE_2010_Cabañas.pdf180,36 kBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.