English   español  
Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/10261/29806
Share/Impact:
Statistics
logo share SHARE   Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Exportar a otros formatos:

Title

Comunidades de afectados, procomún y don expandido

AuthorsLafuente, Antonio ; Corsín Jiménez, Alberto
Keywordsprocomún
don
comunidades_de_afectados
economía_del_don
Mauss
Issue Date7-Dec-2010
CitationFractal (México), 57: 17-42, 2010
AbstractEl don existe. Existe, pero como tantas cosas en nuestro mundo, incluso muy importantes, parece invisible. Allí siempre habrá una mujer cuidando de un bebé, un enfermo o un anciano. En los alrededores, cualquiera que sea la dirección a donde apuntemos, habrá alguien usando la lengua, respirando aire, jugando en la calle o protestando por el ruido. Y conste que podríamos subir el tono y mencionar todo lo que tenga que ver con añorar justicia, gozar paisajes, reclamar salud o disfrutar el silencio. Pero no es estrictamente necesario, pues todos comprendemos la necesidad de una infinidad de cosas para que la vida sea posible. Lo sabemos, pero hay que insistir. Está claro que hablamos de una panoplia de entes heterogéneos que no se dejan atrapar fácilmente con términos que pretenden evo- carlos en su totalidad. Es difícil, pero no imposible, porque todos tienen en común una característica que cada día es más relevante: son bienes atravesados por una geografía económica poco obvia; están fuera del mercado y muchos de ellos ni siquiera están tocados por eso que llamamos el sector público. No son patrimonializables; unos, porque son inagotables y, otros, porque no son excludibles. La lengua, por ejemplo, no sólo es interminable, sino que aumenta su valor cuanto más se usa. El aire, por su parte, es un don que nadie puede prohibir. En su conjunto hablamos de bienes que son la mejor expresión de la abundancia. No es que pertenezcan a otro mundo peregrino y obsoleto, una simple rémora de utópicos arcaísmos que impregnan nuestro imaginario y, como se dice ahora, insostenibles. Nada más alejado de la realidad que considerarlos pasto para mentes ingenuas y prácticas de salón. Garantizar la vitalidad de todos esos bienes siempre requirió mucho cuidado y mayor ingenio.
URIhttp://mxfractal.org/index.html
http://hdl.handle.net/10261/29806
Appears in Collections:(CCHS-IH) Artículos
Files in This Item:
File Description SizeFormat 
procomun_don_expandido.pdf363,96 kBAdobe PDFThumbnail
View/Open
Show full item record
Review this work
 


WARNING: Items in Digital.CSIC are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.