English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/137886
Compartir / Impacto:
Estadísticas
Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
 |  Ver citas en Google académico
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Exportar otros formatos: Exportar EndNote (RIS)Exportar EndNote (RIS)Exportar EndNote (RIS)
Título : Miradas sobre Edipo en Tebas Land: de Sófocles a Sergio Blanco
Otros títulos: Pogledi na Ojdipa v igri Tebas Land: od Sofokleja do Sergia Blanca
Autor : García Barrientos, José Luis
Palabras clave : Teatro
Mito
Edipo
Sófocles
Sergio Blanco
Tebas Land
Fecha de publicación : 2015
Editor: University of Ljubljana
Citación : Ars & Humanitas 9(1): 117-126 (2015)
Resumen: [ES] La relación entre mito y mirada se presenta en el teatro erizada de paradojas, cuya más honda raíz es la in-mediatez constitutiva del modo teatral de representación, en el sentido aristotélico de «modo». Bien sabido es que el Estagirita distingue dos y solo dos modos de imitación, o sea, de representación de mundos imaginarios o ficticios, el narrativo y el dramático (Poética, 48a19-30). En varios lugares (García Barrientos, 2004a y 2004b, 17-27 y 111, por ejemplo) he defendido la vigencia de esa distinción, que redefino en términos de modo mediato (la narración) y modo inmediato (la actuación o el teatro): en el primero el mundo ficticio pasa hasta el receptor a través de una instancia mediadora (la voz del narrador, el ojo de la cámara), mientras que en el segundo se presenta –en presencia y en presente– ante los ojos del espectador, directamente, sin mediación alguna. De manera que el cine cae rotundamente del lado de la narración y no de la actuación.
Decir esto, de manera casi axiomática, es tanto como decir que la narración (verbal o visual) es siempre, por su mediación constitutiva, a la fuerza, una mirada sobre el mundo ficticio, sobre el mito; mientras que en la actuación, en el teatro, no hay más mirada que la del propio espectador, pues es el universo imaginario, el mito, el que se pone ante sus ojos, sin que ninguna otra mirada, ninguna mirada de otro, pueda interferir, o sea, intermediar en su representación, constitutivamente inmediata.
Ahora bien, visto del otro lado, el teatro es, hasta etimológicamente, el mirador por excelencia, como ya señalara Ortega y Gasset (1958, 40): «Teatro es por esencia, presencia y potencia visión –espectáculo–, y en cuanto público, somos ante todo espectadores, y la palabra griega θεατρον, teatro, no significa sino eso: miradouro, mirador». Así que no hay lugar donde la mirada sea más decisiva que en el teatro y al mismo tiempo no hay lugar en este «mirador» para las miradas intermediadoras, interpuestas entre la ficción y el destinatario, que son, por contra, las que sostienen la narración: la de la cámara, literalmente, en el cine, y, figuradamente, la de la voz narrativa en la literatura.
Versión del editor: http://dx.doi.org/10.4312/ars.9.1.117-128
URI : http://hdl.handle.net/10261/137886
DOI: 10.4312/ars.9.1.117-128
ISSN: 1854-9632
Aparece en las colecciones: (CCHS-ILLA) Artículos
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
2015a Miradas sobre Edipo en Tebas Land.pdf214,95 kBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.