English   español  
Por favor, use este identificador para citar o enlazar a este item: http://hdl.handle.net/10261/137696
Compartir / Impacto:
Estadísticas
Add this article to your Mendeley library MendeleyBASE
Visualizar otros formatos: MARC | Dublin Core | RDF | ORE | MODS | METS | DIDL
Título

El Jardín Botánico y la "Exposición de pinturas y esculturas de españoles residentes en París" de 1929

AutorCabañas Bravo, Miguel ; Gaitán Salinas, Carmen ; Murga Castro, Idoia
Palabras claveReal Jardín Botánico
artistas
varguardia de París
exposición 1929
pintura
escultura
artistas
Madrid
Picasso
Juan Gris
Dalí
Miró
Alberto Sánchez
Benjamín Palncia
Gargallo
Manolo Hugué
Fenosa
Cossío
Bores
Angeles Ortiz
Pruna
Peinado
De la Serna
Olivares
Ucelai
Viñes
Gabriela M. de Pastor
Escuela Española de París
Escuela de Vallecas
Sociedad de Artístas Ibéricos
Fecha de publicación2016
EditorEdiciones Doce Calles
CitaciónMiguel Cabañas Bravo / Carmen Gaitán Salinas/ Idoia Murga Castro: "El Jardín Botánico y la 'Exposición de pinturas y esculturas de españoles residentes en París' de 1929". En: Miguel Cabañas Bravo / Idoia Murga Castro (editores): Arte en el Real Jardín Botánico: Patrimonio, memoria y creación. Madrid: Ediciones Doce Calles, 2016, pp. 49-67 (ISBN: 978-84-9744-199-5)
ResumenLa "Exposición de esculturas y pinturas de españoles residentes en París" fue organizada por la Sociedad de Cursos y Conferencias de la JAE y celebrada en el Real Jardín Botánico entre el 20 y el 25 de marzo de 1929. Su objetivo principal fue dar a conocer al público madrileño las últimas tendencias estéticas que, por entonces, estaban teniendo lugar en París, verdadera capital cultural del momento. La exposición del Botánico, por tanto, se ha valorado como un momento constituyente del colectivo generacional conocido como la “Escuela Española de París”. Este término ha actuado a modo de cajón de sastre en el que conciliar desde las tendencias en la línea del neocubismo hasta la conocida como “figuración lírica”, pasando por la influencia del surrealismo y las estéticas que apuntaban hacia la inminente eclosión del surrealismo autóctono de la Escuela de Vallecas. Las críticas que suscitó la muestra fueron variopintas y apasionadas, dando que hablar incluso hasta varios meses después de haberse clausurado la mencionada exposición. Aunque los artistas fueron defendidos por algunos críticos y expertos que apoyaban el arte de vanguardia, una gran parte del público y la prensa criticó ferozmente aquellas incomprendidas propuestas. Para salir de la indiferencia, ante el arte más actual los responsables de las políticas culturales entre mediados de los años veinte y treinta lo vieron claro: era necesario educar. Una misión que la llegada de la II República abanderó como prioritaria a través de distintas iniciativas. Las muestras de la Sociedad de Artistas Ibéricos volvían a activarse en 1931 y, a su labor de dar a conocer al público español lo que sus propios artistas hacían dentro y fuera del país, se sumó la promoción del arte español contemporáneo fuera de España. La exposición del Botánico no quedaría así como un hito aislado, sino como uno de los pasos definitivos para entender que el arte tiene diferentes lenguajes, que no son estáticos y que también se aprenden, que sus diferentes indagaciones debían ser apoyadas por las políticas públicas, procurando su difusión y su disfrute entre la sociedad. En cualquier caso, el estallido de la Guerra Civil española el 18 de julio de 1936 iba a marcar, por el momento, el final de la ascendente línea de progreso, introducción y relaciones con la vanguardia artística europea seguido desde comienzos de los años veinte. La hazaña de atracción de artistas españoles residentes en París que significó la exposición celebrada en 1929 en Madrid, iba a quedar tan dañada como las propias instalaciones del Jardín Botánico a consecuencia del conflicto armado. El exilio de muchos de estos artistas -o su trasplante, como lo llamaría el poeta y pintor malagueño José Moreno Villa, asimismo exiliado- sería la opción más viable que les dejaría, por muy largo tiempo, las conocidas consecuencias del desenlace bélico.
DescripciónMiguel Cabañas Bravo / Carmen Gaitán Salinas/ Idoia Murga Castro: "El Jardín Botánico y la 'Exposición de pinturas y esculturas de españoles residentes en París' de 1929". En: Miguel Cabañas Bravo / Idoia Murga Castro (editores): Arte en el Real Jardín Botánico: Patrimonio, memoria y creación. Madrid: Ediciones Doce Calles, 2016, pp. 49-67 (ISBN: 978-84-9744-199-5)
URIhttp://hdl.handle.net/10261/137696
ISBN978-84-9744-199-5
Aparece en las colecciones: (CCHS-IH) Artículos
Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Cabañas_Gaitán_Murga_Expo29_Arte_RJB_2016.pdf2,3 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
Mostrar el registro completo
 


NOTA: Los ítems de Digital.CSIC están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.